9 errores que no quieres cometer al crear un producto o servicio

Cuando quieres dar valor al mercado – no hay manera de hacerlo PERFECTO. Tienes que cometer errores.

Hay 2 cosas que he aprendido de esos errores:Sé que es así porque he cometido mis propios errores… y seguramente tú también.

  1. Tú y yo no hemos de tener miedo a equivocarnos.
    Los errores los cometemos las personas que estamos actuando, y actuar es esencial para tener éxito.
    Por eso, míralo así: cuantos más errores cometas, más éxito vas a tener (y más rápidamente).
  2. Siempre que puedas, aprende de los errores de los demás.
    De esa forma, no tendrás que sufrir sus consecuencias.

Por eso, aquí describo 9 errores frecuentes que yo – y otros empresarios – hemos cometido al crear productos o servicios.

ERROR 1: No haces nada

¿No lo has visto venir? Bueno, este es el error más frecuente. Si quieres crear un producto o servicio extraordinario – tienes que empezar por algún sitio.

ERROR 2: Lo haces demasiado grande, demasiado complejo, demasiado…

Esto lo he visto una y otra vez: es mejor dar a tus clientes el 90% de lo que quieren en vez de darles el 110% y dejarlos abrumados con la avalancha de información y posibilidades.

ERROR 3: Ofreces algo que está sólo medio acabado

Cuando tengas un producto, ofréceselo a alguien (en tu mercado objetivo) para que lo pruebe y te ayude a detectar errores o carencias.

No has de buscar la perfección, pero si la excelencia.

perfectionism

ERROR 4: Eres perfeccionista

Tus clientes quieren una solución que responde a su pregunta, resuelve su problema, les hace más felices. Puedes ser bueno, puedes ser excelente, puedes ser digno de una recomendación.

Pero que tu producto sea perfecto para todo el mundo es imposible. ¡Supéralo!

ERROR 5: Olvidas que tú no eres tu cliente

Esto ocurre más a menudo de lo que piensas.
Muchos empresarios crean un producto o servicio que ellos querrían… y luego se encuentran con que los clientes no compran.

A mí me enseñaron a interactuar con mis clientes DURANTE la creación de un producto, y fue una de mis lecciones mejor aprendidas. Me sirve para entender con antelación qué es lo que quieren, y qué están dispuestos a comprar.

ERROR 6: Confundes innovación con valor

La palabra INNOVACIÓN está muy de moda. Pero la innovación sin un beneficio claro. Hay muchos productos y servicios allí fuera que no resuelven un problema claro, o que no lo hacen claramente mejor que otras soluciones.

ERROR 7: Te centras en características en vez de beneficios

Es fácil para el creador enamorarse de su producto o servicio, y poder describirlo en detalle. Pero entiende que tu cliente no está enamorado de tu producto – y para llamar su atención has de poder explicarle los beneficios para él en menos de un minuto.

ERROR 8: Tienes un buen producto sin un buen modelo de negocio

Hay muchos buenos productos ahí fuera que no generan beneficios para la empresa que los venden. Quizá sea porque el margen es bajo y la esperanza es venderlo en grandes volúmenes. Quizá sea porque los costes de producción son demasiado altos.

ERROR 9: Tienes un producto aburrido

boringUno de los mayores pecados al crear un producto o servicio es dejar de lado el componente emocional. Lo digo claramente: es difícil convertirse en un fan de un producto aburrido. Es relativamente fácil crear un producto con beneficios prácticos y funcionales. Pero es más difícil crear un producto que motive al cliente a sentir entusiasmo por la marca.

Ahora me interesa tu opinión…

¿Qué errores te suenan más, y qué has aprendido de ellos?

Escribe tu respuesta en la zona de comentarios MÁS ABAJO.
¡Participa en la conversación!

 

 

The following two tabs change content below.
Isabel es autora de este blog y experta en formación de marketing y ventas para PYMEs y autónomos. Si quieres hacer crecer tu negocio y convertir tu pasión en ingresos, este sitio es para ti. ¡No dudes en suscribirte para recibir contenidos exclusivos!

Latest posts by Isabel Anthony Torres (see all)

Comments

  1. says

    El error más importante que he cometido es pensar que como ya tenía una clientela más o menos estable, siempre estarían ahí para cuando necesitaran algo de mi.
    Me he dado cuenta que ese cliente que tenía antes ahora está parado, como hibernando.
    Y tengo que salir de mi zona de confort para conseguir que de nuevo me tengan en cuenta.

    LLEVO 3 AÑOS DE RETRASO, esperando, esperando y esperando a que las cosas mejoren por sí solas y ahora soy consciente que solas no van a mejorar.

    TENGO QUE APLICAR LA LEY DE MEC con recursos que hasta dar con vosotros, no sabía ni que existían.
    Gracias por recordármelo cada martes.

  2. says

    Tu artículo es concreto y efectivo creo que deberías dar una vuelta de tornillo y proponer de forma concreta la estrategia para encontrar la maravillosa fórmula de
    la excelencia en el día a día de la empresa. Hoy un descuido es la ruina de la organización.
    En su día hablábamos de la la mejora continua. Pero hoy día las dinámicas de los mercados son tan rápidas y volátiles que requerimos de permanentes llamadas de atención. Los productos / Los servicios están vivos y el mercado quiere respuestas inmediatas. Gracias por hacernos reflexionar en el como ???

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *