¿Cual es el secreto para RESOLVER UN PROBLEMA?

creatividad¿Alguna vez te has visto pensando una y otra vez en un problema que tienes en tu negocio, y sigues con la mente en blanco o sin una solución efectiva?

A menudo, la mejor forma de encontrar una solución creativa es REDEFINIR EL PROBLEMA. Tenemos que salir del problema, mirar la situación en perspectiva, y encontrar ideas nuevas.

Porque seguro hay algo que ya sabes que puede ayudarte a solucionar el problema, solo es que no lo tienes en mente ahora mismo.

Por eso, en el artículo de hoy te voy a presentar un problema, y te invito a dedicar unos momentos a pensar en una solución creativa. Cuando la tengas, escríbela en la zona de comentarios!

Como todos los problemas, no hay una ÚNICA solución posible… sino varias.
Permanece atento a los comentarios de los demás si quieres verte inspirado.

En cualquier caso, el viernes 28 de Febrero a las 9.00 publicaré una de las soluciones en un comentario – para que puedas salir de dudas.

¡Anímate a participar! Vamos a ello…

Érase una vez la historia de un hombre rico que tenía 3 hijos.
Entre sus posesiones más preciadas tenía 17 caballos.
A su muerte, dejó a su hijo mayor la mitad de los caballos, al segundo hijo 1/3 de los caballos, y al tercer hijo 1/9 de los caballos.

Los 3 hijos estaban contentos de heredar tanta riqueza.
Respetaban enormemente a su padre y estaban deseosos de ejecutar el testamento tal y como él lo quería.
Sin embargo, entendían que si querían seguirla al pie de la letra, tendrían que matar a alguno de los caballos, y eso no lo tenían tan claro.

  • ½ de 17 caballos son 8 caballos y ½  para el hermano mayor
  • 1/3 de 17 caballos son 5 caballos y 2/3 para el hermano mediano
  • 1/9 de 17 caballos son 1 caballo y 8/9 para el hermano pequeño

Un caballo muerto no tenía mucho valor, y de ahí que dudaran si continuar adelante con el deseo de su padre.

¿Cómo puede papá haber cometido este error en su testamento?

¡Y ahora es tu turno!

idea¿Cómo pueden los 3 hijos dividir los caballos siguiendo los deseos de su padre?
¿Qué harías tú para resolver el problema, con quién hablarías, dónde irías?

Escribe tus ideas, sugerencias o soluciones en el área de comentarios MÁS ABAJO
y sigue atento a las soluciones de los demás.

 

 

 

The following two tabs change content below.
Isabel es autora de este blog y experta en formación de marketing y ventas para PYMEs y autónomos. Si quieres hacer crecer tu negocio y convertir tu pasión en ingresos, este sitio es para ti. ¡No dudes en suscribirte para recibir contenidos exclusivos!

Latest posts by Isabel Anthony Torres (see all)

Comments

  1. Joan Novi says

    Tres posibilidades:

    1a.- Repartir aproximadamente al testamento = 8 + 5 + 1 (14 caballos) y, si tienen buena relación, añadir 1 caballo a cada hijo, 9 + 6 + 2 (17 caballos)

    2a.- Realizar el mismo reparto (8+5+1), vender los otros 3 animales y repartir el dinero según el testamento y, si tampoco da una cantidad exacta a repartir, ir a homenajear al padre tomando unas copas al bar más cercano con lo que sobre.

    3a.- Vender todos los caballos y repartir la suma obtenida, con lo que además de evitar problemas de matar caballos se ahorrarían un montón de dinero con el mantenimiento de los animales.

      • Juan Ignacio says

        Buenas tardes:

        Soy Juan Ignacio, Creo que la solución es darle a cada hijo los caballos que dice la herencia (sin matar a ninguno animal) vamos lo que se llama “LA LEGITIMA” 1º hijo 8 caballos, 2º hijo 5 caballos y el 3º hijo 1 caballo TOTAL 14 CABALLOS. De los otros 3 caballos habría que saber que dice el testamento sobre la mejora y la libre disposición.

        Es posible que a cualquiera de los hijos, le de los 3 caballos restantes por mejora y libre disposición (8+3), o (5+3), o (1+3)

        O mejore a los 3 y dándole un caballo a cada uno (8+1), (5+1), (1+1)

        O mejore a los 2 hijos que menos caballos tiene dándole al que tiene 5 un caballo mas, que tiene uno, dos caballos más (8), (5+1), (1+2)

        O mejore al primero con 1 caballo más y al tercero con dos caballos más (8+1), (5), (1+2)

        O mejore al primero con 2 caballos más y al segundo con un caballo más, (8+2), (5+1), (1).

        Lo he explicado lo mejor que he sabido, espero que lo comprendais

        Un saludo

  2. says

    Yo lo que haría sería regalarle un caballo al difunto en señal de agradecimiento póstumo. De esta forma la herencia de los hijos ya no sería de 17 sino de 18 caballos.
    Ahora cumpliendo las últimas voluntades del finado le corresponderían al mayor la mitad (1/2) es decir: 9 caballos. Al segundo hijo un tercio (1/3) 6 caballos. Y para finalizar al tercer hijo 1/9) o lo que es lo mismo 2 caballos.
    Pero ………….. 9+6+2 = 17 con lo cual sobra un caballo. Y ¿quien mejor que yo mismo, que había hecho un regalo póstumo al finado para que ser recompensado con el caballo sobrante?. Casualmente me entregaron el mismo que yo había regalado anteriormente al padre difunto.

    Bueno me disculpo por la poca gracia del relato pero en todo caso la solución es la única que cumple con las condiciones del enunciado.

    • says

      Hola Joan!

      Bravo BRAVÍSIMO! Has encontrado la solución matemática perfecta :-).
      ¡Tienes una gran mente empresarial!

      ¿Cuál sería la moraleja de la historia si ésta fuera la solución aplicada??

      ¿Quién se anima a extraer lecciones o conclusiones?

  3. says

    Como que es un DESEO del padre, y lo que el quería era dejar sus bienes entre sus hijos, aunque se equivocara no creo que sea cuestión de hacer una escabechina para que “cuadren” los números. Entiendo que lo hijos se llevan bien, por lo que el caballo que sobra lo sortearía entre ellos, el padre estaría encantado de que sus hijos supieran resolver un problema tan amigablemente.

  4. Martha Moller says

    Dice que los hijos recibieron muy contentos la herencia del padre.
    El negocio funcionaba bien con los 17 caballos. Un buen negocio, y entiendo que los hijos sabían llevarlo, y habían trabajado ahí.
    El reparto del padre, se podría respetar si los hijos quieren repartirse el negocio y fraccionar la propiedad. Aunque, antes cabe preguntarles a ellos si no prefieren llevar adelante el negocio entre los tres, que ya es próspero, con los 17 caballos y llevan la responsabilidad y los beneficios en base a los porcentajes que marca el padre en la herencia.
    Y si el padre hizo el reparto expresamente así porque les estaba enviandio un mensaje??De esta forma, no se verían “obligados ” a continuar juntos….sólo “inducidos” desde el más allá!!!!!!!

  5. Hernán Pizarro Fernández says

    Isabel;
    Mi solución, rápida y matemática (aproximando al próximo número natural):
    9 + 6 + 2 = 17 total
    Ganar-ganar y el tema resuelto para que puedan continuar su(s) andar(es) o emprendimiento(s)
    Cordialmente, Hernán

  6. says

    El padre disponía de 17 caballos que constituía el valor de la empresa, sus activos y la gestión de los mismos aportaba el gran valor que el padre quería transmitir a los hijos.

    El mensaje es que la división puede ser destructiva (matar un caballo para cumplir con el testamento!) por lo que el mensaje escondido del padre era: unir los esfuerzos y crecer hijos !!

  7. says

    No creo que el papá haya cometido ningún error en el testamento; habría que comprobar si uno de los caballos es en realidad una yegua, y que además, esté preñada, porque entonces tendríamos 18 caballos en total (aunque uno de ellos aún sea no nato) para así poder repartir la herencia equitativamente según lo estipulado: 9 para el mayor (la 1/2), 6 para el mediano (un 1/3) y 2 para el pequeño (un 1/9), lo que sumado nos da los 17 caballos a repartir inicialmente.

    Pero esto nos lleva a otro problema: quién se queda con la yegua?
    Por justicia, creo que debería ser para el pequeño, y estoy seguro que los otros 2 hermanos también estarían de acuerdo.

    En fin, quizás es un poco rebuscado, pero es la única solución que le encuentro al asunto.
    🙂

  8. Jordi Redon says

    La voluntat del padre es la de mantener el negocio dejando en herencia la parte proporcional al tiempo trabajado en ella, por lo tanto el futuro es sumar para poder crecer juntos.

  9. Raul Mauricio Garcia Lara says

    Yoy creo que lo mejor es que uno de los caballos se apareara con una yegua. Entonces, con el hijo de este ya serían 18 caballos a repartir.

  10. David Walther López Sillero says

    La solución que da Joan Carles Gonzales Santamaría, es la mejor; aunque yo no les regalaría el caballo sino que los prestaría. Una vez repartida la herencia, me lo devolverían y me iría montado con gran satisfacción.

  11. Xavier says

    Muy buen acertijo….la solución es tan simple como la vida misma: pídele ayuda a un amigo, que seguro que te la da, quizás hasta te deje uno de sus caballos, para pasear y reflexionar y pensar en cómo resolverlo.
    En esta vida, estar rodeado de buenos amigos es un tesoro…..no hay que olvidarlo nunca.
    Un saludo.

    • Xavier says

      Isabel, decias que el 28/02 publica as una respuesta….como no la he visto, “desvela la mia”:
      Tenemos 17 caballos, le pido uno a un amigo…tengo 18.
      Al hijo mayor le doy la mitad => 9 caballos
      Al segundo le doy 1/3 => 6 caballos
      Y al tercer hijo le doy 1/9 => 2 caballos.
      Total: 9 + 6 + 2 = 17 caballos.
      Y le doy las gracias a mi amigo al devolverle el caballo que me había dejado.

      Lo dicho, en esta vida estar rodeado de buenos amigos es lo mas importante, no hay que olvidarlo nunca.
      Saludos a los cracks empresariales !!!

  12. Agustin says

    El reparto establecido por el padre suma un 94,445 de los caballos. Los caballos no son los únicos bienes del testamento. Se pueden adjudicar en proindiviso o vender un caballo compensar en metálico suponiendo que todos los caballos valiesen lo mismo.
    Si no llegan a un acuerdo para repartir, no llegaran a un acuerdo para alimentar a los mismos. !ojala todos los problemas fueran de esta estirpe.

  13. says

    Hola,

    Creo que el padre quiso repartir entre los hijos sin equivocarse en sus deseos, ya que, tal vez el quería que quedara uno sin distribuir para que entre los tres asumieran su manteniemiento y pudieran seguir juntos con el negocio del padre unidos y así de esa forma aprender a compartir lo bueno y lo malo de un negocio.
    Los otros caballos sirven de forma individual en aumentar el patrimonio de cada uno de ellos y para ayudarles en que proporción tienen que intervenir en el cuidado y el negocio de su difunto padre.
    Un abrazo

  14. says

    El secreto para resolver un problema es la creatividad y amplitud de mente. Pensar fuera de la caja y dejarse asesorar.

    La solución que más me ha gustado ha sido la de regalar el caballo al difunto, muy original, pero creo que en ningún momento aseguras que el padre está muerto, por lo que yo le preguntaría a él antes qué prefiere hacer con el que sobra, o si lo juntamos con alguna yegua hasta que tengamos caballos múltiplos de 3.

    Un saludo 😀

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *