La diferencia entre un buen y un mal anuncio

david vs goliathSeguro que te has dado cuenta de que el marketing ha cambiado.
Los mensajes que las empresas enviaban a su mercado y que ANTES funcionaban, AHORA YA NO FUNCIONAN.
Las empresas hoy tienen que comunicar valores y cercanía, y eso lo podemos hacer tú y yo con mayor facilidad que las grandes empresas.

El marketing de la VIEJA ERA tenía todo que ver con HABLAR AL MERCADO,
enviando un mensaje centrado en el producto, la marca o el negocio.

Entonces el cliente era sólo un espectador y no tenía voz ni voto.
No había diálogo ni interacción, y el mensaje no se centraba para nada en dar valor y ayudar al cliente, sino en vender y punto.
Si no comprabas, no sacabas nada positivo.

Este método YA NO FUNCIONA.

En la Nueva Economía todo gira en torno a los clientes.

Ya no podemos primero crear un producto y servicio, y luego salir ahí fuera a encontrar clientes.
Tenemos que crear los productos conjuntamente con los clientes, pidiendo su opinión, participación y feedback desde un principio.

Si te fijas, incluso el mundo de los anuncios de televisión está cambiando.

Hay cada vez más anuncios (que por definición son un método tradicional de marketing, con comunicación unidireccional) centrados en aquello que es verdaderamente importante para los clientes.
Los anuncios que tienen éxito hoy son campañas que apoyan una causa o crean una emoción o inician una discusión.

Así, las grandes empresas se gastan muchísimo dinero en conseguir hacer algo que las PYMEs tenemos mucho más fácil: transmitir a nuestros clientes que verdaderamente nos importan.

Te doy aquí algunos ejemplos de grandes empresas que han lanzado campañas de anuncios con mucho éxito.

Dove

Dove es una empresa que vende productos de cuidado de la piel. Sus anuncios lanzan la pregunta sobre cómo se define la belleza, y tienen el objetivo de elevar la autoestima de mujeres y niñas y valorar sus cualidades únicas.

Si te fijas en el siguiente anuncio, en ningún momento se centran en su producto o su marca. Sólo al final la mencionan.

Coca-Cola

Ya has oido que Coca-Cola no vende una bebida… vende felicidad.

Este anuncio no habla de ese líquido marrón, habla de crear un mundo mejor.

Axe

Es imposible hablar de anuncios de televisión sin incluir uno de AXE, que ha sabido siempre crear anuncios que generan emoción (de un tipo u otro!).

En este anuncio no venden desodorante… venden paz.

Aquí hay algunas lecciones que podemos aprender sobre el marketing en la Nueva Economía:

1. Todo tiene que ver con los VALORES

En la nueva economía todo tiene que tener un significado más allá.

Si quieres tener éxito tienes que tener un mensaje que vaya más allá de tu producto o servicio, tienes que tener una visión que inspire a tu mercado a conectar contigo y no con cualquier otro proveedor.

2. Tienes que tener un dialogo con tus clientes

Es interesante que al final de estos anuncios la llamada a la acción no sea la de comprar el producto, sino la de empezar un dialogo y una discusión en torno a un tema.

3. Tiene todo que ver con educar a la audiencia

El marketing de hoy tiene todo que ver con educar: dar información valiosa que pueda mejorar sus vidas o sus negocios.

Marketing hoy tiene todo que ver con convertir a desconocidos en amigos… con extender la mano para que tu audiencia quiera cogerla y empezar una relación con tu negocio basada en el valor y la confianza. Tiene todo que ver con DAR VALOR PRIMERO.

Imagina que todas las empresas, tanto las PYMEs como las
grandes organizaciones, nos centráramos en dar valor primero,
en apoyar causas importantes, inspirar o
compartir con nuestro entorno valores positivos.

Y ahora es tu turno:

Cuando has visto estos videos…

  • ¿Has pensado si tú también comunicas tus valores con tu mercado? 
  • ¿Tienes un dialogo con tu audiencia? 
  • ¿Estás haciendo Marketing Educacional?

Escribe en la ZONA DE COMENTARIOS qué cosas haces tú hoy en tu marketing de forma distinta a lo que hacías hace años,
o un consejo o sugerencia que puedas compartir con los otros lectores.

¡Me interesan mucho tus ideas y experiencias!

Como AGRADECIMIENTO A TU COMENTARIO
recibirás en tu bandeja de entrada un RECURSO EXTRA
que te ayudará a pasar de la idea a la acción
.

Este documento incluye un cuestionario, un ejercicio
y un ejemplo.

¡Quiero ayudarte asi a conseguir
mejores resultados en tu negocio!

PD:

Y si consideras que el artículo es inspirador o valioso… compártelo con tus contactos clicando más abajo los botones de LinkedIN, Facebook o Twitter.

¡Mil gracias!

The following two tabs change content below.
Isabel es autora de este blog y experta en formación de marketing y ventas para PYMEs y autónomos. Si quieres hacer crecer tu negocio y convertir tu pasión en ingresos, este sitio es para ti. ¡No dudes en suscribirte para recibir contenidos exclusivos!

Latest posts by Isabel Anthony Torres (see all)

Comments

  1. Sara says

    Emocionan mucho y a través de la emoción, vendemos.

    EL problema de este nuevo marketing es que es un lobo disfrazado de cordero, especialmente en las grandes empresas.

    Los pequeños podemos ser más COHERENTES ya que podemos hacer que los valores que comunicamos estén en consonancia con el producto o servicio que vendemos. Si queremos, claro.

    Las grandes empresas y estos anuncios lo demuestran, usan estas nuevas tendencias como antes usaban otras para vender su producto. La paz, el medio ambiente, lo que sientan las mujeres o las personas en países en conflicto les importan bien poco. Sólo hay que ver sus productos, las empresas a las que están asociadas o los holdings a los que pertenecen. El de Dove no sé, hace mucho que esta compañía tiene este tipo de campañas, pero desconozco si su producto es respetuoso con el medio ambiente por ejemplo, aunque se preocupe de los sentimientos de las mujeres.

    Usan estas nuevas tendencias como antes usaban otras para simplemente vender su producto y fuera. Son campañas perversas. La de Axe especialmente. En fin, y tantas otras.

    Estoy completamente de acuerdo contigo en que por ahí van los tiros (ya que tenemos un anuncio con tantos personajes beligerantes), pero creo que la palabra “coherencia” es básica cuando empezamos a esgrimir la palabra “valores”.

    Lo que sea que ofrecemos a las personas vamos a procurar que sea de verdad lo que decimos que le ofrecemos, sin máscaras.

    • says

      Hola Sara,

      entiendo tu postura!

      Estoy de acuerdo que la coherencia e integridad es muy importante, y es muy fastidioso sentir que las grandes empresas nos dicen lo que queremos escuchar pero no son consecuentes con sus palabras y promesas.

      Por otro lado, creo que no hay mucha diferencia entre lo que hacen las grandes empresas, o los gobiernos a nivel macro – y lo que hacemos los individuos a nivel micro. No es fácil cambiar al mundo, pero es mucho más fácil cambiarnos a nosotros mismos – y dar ejemplo de que merece la pena (aunque no sea fácil).

      ¿Quieres un ejemplo? Pienso que en los últimos años estamos destapando horribles casos de corrupción en el gobierno español. Creo que eso en sí mismo es bueno, es señal de madurez de una democracia el hecho que se destapen y penalicen estos abusos. Claro q sería mejor q no los hubiera, pero si miramos la historia de otras democracias jóvenes han tenido que pasar por ahí también, y ha sido para bien.
      El problema es que igual que los políticos roban 1.000.000€ (porque es lo que tienen a su alcance), muchos pequeños empresarios también cometen fraude al cobrar en negro, no facturar, evadir impuestos… en la medida que pueden. Y es con la justificación de “tonto el último”, “¿por qué voy a ser yo quien pague impuestos para q otro lo robe”. Pero es una forma más de aprovecharnos del sistema y no hacer lo que es correcto.

      Si entendemos que comunicar nuestros valores y ser coherentes y consecuentes nos ayudará a tener mejores resultados en las relaciones y en nuestro negocio, debemos comprometernos a hacerlo, y pagar el precio que tiene.

      ¿Cómo lo ves?

      Mil gracias por tu contribución al blog.

      Que tengas un gran día,

      Isabel

  2. says

    En nuestro sector, muy industrial y sectorizado, hemos pasado de fotografiar nuestros productos y explicar que hacen y como los hemos construido, con nuestra tecnologia, maquinaria, instalaciones etc. a hablar de confianza, desarrollo y sobretodo soluciones.
    Al final hemos descubierto que todo el mundo sabe hacerlo, pero hacerlo bien en el plazo, con calidad y garantías… ahí esta nuestro secreto.

    Eso hace que nuestros clientes crezcan y confíen en nuestra empresa, por ende en nuestros productos.

    Un saludo

  3. says

    Desde que hice vuestros cursos estoy cambiando nuestros mensajes desde “el producto sirve para y tiene tal cosa” a “los beneficios que recibirás son”.

    Es muy bonito cambiar el lugar del vendedor y empatizar con el cliente:
    ¿Qué resultado está buscando? Pues vamos a encontrar una fórmula para que lo consiga.

    🙂

    • says

      ¡Hola Fabián!

      Gracias por tu contribución. Me alegro mucho de haberte tenido en nuestros cursos, y de verdad tengo la confianza en que este cambio en la forma de comunicar vuestro valor os va a ayudar mucho a destacar, conseguir la confianza de vuestros clientes, y en definitiva más ventas.

      ¡Tienes una GRAN mente empresarial!

      Isabel

  4. Antonio Ysmerio says

    Saludos, me he sentido muy cautivado e identificado con el material publicado, y es que en cierta manera el promover valores no es solo una estrategia, también una responsabilidad.

    Si vemos un poco los anuncios de los 60, notamos que tenían un aire de sexismo y racismo.

    Ahora es importante que en las publicaciones se vean personas de todos los géneros para que se identifiquen y se note la igualdad de genero y razas, además de identificar el producto con los diferentes públicos, pero es mas que eso, para mi es una forma de evidenciar que la sociedad tiene otro nivel de conciencia, más elevado, y más maduro, pues anhela visiones, experiencias y emosiones con altos valores.

    En este sentido quienes trabajamos a diario con la comunicación como herramienta, tenemos una responsabilidad y compromiso de moldear y despertar en las personas esa chispa divina.

    Por mi parte quiero invitar a sonreír, dar los buenos días, contribuir a mejorar la sociedad.
    Son parte de los mensajes que promuevo desde los diferentes medios que dispongo.

  5. says

    Hola Isabel,
    Me encantan este tipo de artículos. Efectivamente hay que saber comunicar y dar “valor” “experiencia” “sentimiento”. Y sólo decir que siempre con la verdad por delante por supuestísimo, si mientes generarás desconfianza y eso no es lo que queremos. Actitud!!
    Un abrazo,
    Arancha

  6. says

    Totalmente cierto, desde que comunico que la solución es a medida del problema que tiene el cliente la atención a aumentado considerablemente.
    Ahora entro más en dialogo con mis clientes que se sinceran con su problema y desean escuchar posibles soluciones a medida que les puedo proporcionar.

  7. Sara says

    Hola a todos.
    Isabel, en respuesta a tu pregunta: lo veo muy bien!
    Completamente de acuerdo contigo.
    Creo que la máxima sería “Piensa globalmente y actúa localmente”. Ahí estamos los pequeños, poco a poco haciendo un mundo mejor con nuestro esfuerzo.

    Gracias por tu artículo y comentarios y también al resto de comentaristas, todos muy inspiradores.

  8. says

    Enhorabuena por el post Isabel!

    Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    La manera de relacionarnos ha cambiado y eso debe reflejarse en todas nuestras comunicaciones. De lo contrario, no somos transparentes para nuestros clientes.

    Por cierto, el anuncio de Dove me ha encantado!

    Un abrazo!

  9. says

    Magnifico comentario como siempre Isabel.

    Ni te imaginas la cantidad de energía positiva que nos aportan tus artículos, ese es vuestro GRAN VALOR.

    Personalmente del “tedio de vender” he pasado al “arte de hacer amigos” disfruto conociendo gente y ofrecerle mi ayuda dandole valor a raudales y la respuesta es abrumadora.

    ¿Es mágica la respuesta de la gente? pues no, simplemente respondemos de manera instintiva a quien se interesa por nosotros, por nuestros problemas, nuestras inquietudes, nuestras necesidades, sin esperar nada a cambio, de manera sincera y abierta.

    Todos estos anuncios intentan despertar nuestras emociones, hacernos ver el lado positivo de la vida y por eso tienen la capacidad de atravesar las corazas más duras y las mentes más cerradas.

    Luego esto se transforma en ventas, pues claro.
    Todos nos acordamos del restaurante donde nos trataron como reyes, de la tienda donde nos mimaron y ayudaron a elegir lo mejor para nosotros. En defintiva nos acordamos de todos los sitios y personas que nos hicieron sentir ÚNICOS y cuando hay que repetir nuestra mente y nuestros pasos de manera totalmente instintiva se dirigen sólo a esos mismos sitios.

    Amigos, la esencia de la vida es realmente es muy sencilla:
    fijaros que cuando nacemos la capacidad de querer viene ya de fábrica y la questión es:

    ¿¿A QUIÉN QUIERES MÁS?? y la respuesta ¡¡A QUIÉN MÁS ME QUIERE!!

    Moraleja: Quered a vuestros clientes, buscad lo mejor para ellos, dadles todo el valor que esté en vuestra mano y ellos os querrán sólo a vosotros y os daran su dinero como muestra de gratitud por vuestra ayuda.

    ¿¿A que es sencillo??
    Y además TODOS podemos hacerlo.

    Saludos a todos !!!

  10. says

    Un infarto ha cambiado mi vida laboral y familiar, hoy por hoy doy más valor a los sentimientos que a cosas materiales y eso me está dando unos resultados muy gratificantes.

    A nivel familiar estoy más unido a los míos, pero en temas laborales tuve que dejar mi oficio de impermeabilizador por una oportunidad de vendedor de coches de segunda mano, aquí es donde he podido apreciar un cambio muy positivo implantando la filosofía que Isabel comparte con nosotros.

    Lejos de simplemente atender o querer vender un coche, trato de asesorar lo que le conviene al comprador, desde el primer momento trato de averiguar su necesidad real y emocional, para evitar que sufra un empacho de información u opciones inútiles que hacen que pierda el interés o se sienta agobiado.

    Cuando llega ese punto en el que puedo compartir su ilusión y convertirme en su cómplice, la confianza mutua aflora sin más, entonces y solo entonces podemos buscar juntos la solución a su necesidad.

    Si en este momento no tengo lo que necesita, no lo abandono a su suerte, tomo sus datos con el compromiso de que si más adelante encuentro algo que si se ajusta, le avisaré para que lo juntos lo podamos valorar.

    Puede que cuando lo haga ya haya encontrado en otro sitio lo que buscaba, pero si alguien de su entorno busca un coche, seguro que me lo manda por haber generado un ambiente de confianza.

    Gracias Isabel por tus enseñanzas y por compartir tu experiencia.

Trackbacks

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *