Salir de la zona de confort

Si eres como el más común de los mortales, tienes una zona de confort.

DENTRO de tu zona de confort están todas las acciones que haces – en este caso relacionadas con tu negocio – con las que te sientes cómodo, que has hecho en el pasado, donde los resultados son más o menos previsibles y donde sientes control.

FUERA de tu zona de confort están todas las acciones que te hacen sentir nervios, estrés, preocupación o ansiedad. Aquí los resultados no son predecibles, no tenemos experiencia, no sabemos a qué atenernos, etc.

Si eres como la mayoría de adultos, preferirías clavarte brotes de bambú debajo de las uñas ANTES que salir fuera de tu zona de confort.
La mayoría de personas son alérgicas al cambio, y se resisten a probar cosas nuevas gestionando su negocio con un “más vale malo conocido que bueno por conocer”. Muchos prefieren utilizar excusas y justificaciones,

¡Pero tú no quieres hacer eso!

Las personas que tienen resultados extraordinarios son las que dan la bienvenida a los cambios y se adaptan a ellos.

El éxito requiere que salgamos fuera de nuestras zonas de confort. Aunque el cambio no sea fácil de asimilar, hay algo que sabemos con seguridad: el cambio es inevitable.
Puedes aceptarlo y continuar tu camino o luchar contra él y quedarte atrás.

Si jamás quieres alcanzar el máximo potencial en tu negocio – has de aprender a tolerar esas sensaciones de incomodidad, crecer y adaptarte a nuevos entornos. No sólo tolerarlas, sino incluso buscarlas de forma consistente.

Entiende esto:

Conviene habituarse a salir fuera de la zona de confort con frecuencia, y si la vida no lo hace por ti – sal ahí a buscar oportunidades.
¡Practica!
Cuanto más lo hagas, más situaciones serás capaz de dominar en el futuro sin sentir nervios y estrés.

Voy a compartir contigo una buena experiencia: Acabo de completar un curso de interpretación y canto… y la razón por la que lo he hecho es porque odio cantar. Canto fatal, o por lo menos eso es lo que creo – y no se me podía ocurrir una situación más incómoda que cantar delante de un público. Hace  unas semanas tuve la oportunidad de apuntarme a un curso que sonaba a terapia de shock… y me apunté – aunque no me apetecía nada. ¡Y por supuesto que lo pasé muy bien! Da igual que sea difícil, da igual que dé miedo. Una vez te encuentras con tus miedos de frente, resulta que no son tan terroríficos.

Deja de preguntarte…

  • Si pruebo esto… ¿funcionará?
  • ¿Qué pasa si fracaso?
  • ¿Pareceré imbécil?
  • ¿Por qué otros no lo hacen así?
  • ¿Qué pensarán de mí?

Y empieza a PENSAR de una forma DIFERENTE.

Recuerda estos puntos:

  • Soñar que las cosas mejorarán por sí mismas es fantástico, pero hay demasiados soñadores pobres. Pasa a la acción y una sola acción puede desencadenar una avalancha de ventas. ¡Ponte en marcha!
  • Espera sentir resistencia. Las primeras veces que haces algo nuevo no puedes esperar que salga perfecto, ni que te parezca fácil. No dejes que eso te detenga.
  • Adopta la actitud de un campeón. Piensa en grande, trabaja en dirección a tus objetivos, centra tu atención

Antes de marcharte, escribe tu opinión en la zona de comentarios más abajo:

    • ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?
    • ¿Qué sensaciones y resultados has tenido saliendo fuera?

      ¡Comparte con NOSOTROS tu perspectiva y experiencias – y comparte con OTROS este artículo clicando en los botones de Twitter, Facebook y LinkedIn.

      ¡Por tu éxito!

      Isabel

       

      [aweber]

      The following two tabs change content below.
      Isabel es autora de este blog y experta en formación de marketing y ventas para PYMEs y autónomos. Si quieres hacer crecer tu negocio y convertir tu pasión en ingresos, este sitio es para ti. ¡No dudes en suscribirte para recibir contenidos exclusivos!

      Latest posts by Isabel Anthony Torres (see all)

      Comments

      1. says

        El confort no es el objetivo de las empresas excelentes.
        Éstas instalan mecanismos para crear un “cierto descontento” y “insatisfacción en si mismas”.
        De esta manera se estimula el cambio y se mejora antes de que lo exija el mundo exterior.
        Richard Deupre

        Una de mis citas en mi libro de “Autocontrol de Gestión para pyme” cuando trato el aspecto de la RENOVACIÓN como algo tanto o más importante que la Innovación.

        • says

          Hola Pere,

          muy cierto! Me gusta la idea del “cierto descontento”, y estoy de acuerdo que si estamos plenamente cómodos con nuestra situación actual – no buscaremos la forma de cambiarla. ¿Para qué molestarse?

          Por eso, es esencial subir el estándar. Tener mayores expectativas! No de los demás, sino de nosotros mismos. Eso me motiva a mí a mejorar mes a mes mis objetivos y mis resultados, y creo que la única forma de ser buen lider es dando ejemplo!

          Un saludo cordial 🙂

      2. says

        La zona de confort es la mas inconfortable porque acaba matándote, como las ranas que se ponen en agua fría y se va subiendo la temperatura poco a poco hasta que mueren.
        Crees que estás bien pero la inercia hace que no te muevas y no generes, por lo que acabas con encefalograma plano.

        Desde el cómo coges la toalla por la mañana al ducharte… has de salir de la zona de confort, innovar, que te haga sentir curiosidad por lo que va a suceder y te active los circuitos neuronales.

      Leave a Reply

      Your email address will not be published. Required fields are marked *